Sin categoría

11 de septiembre 2020 – EL RUBIO

El Rubio en el Camino de Santiago de la Frontera:

Etapa CF-08 EL RUBIO – ECIJA, de unos 24 kms, documentada y señalizada con flechas amarillas el 5 de noviembre de 2017, e inaugurada el dia 26 de octubre de 2019.

Uno de las poblaciones incluidas en el Camino Jacobeo del la Frontera en las que hemos sido acogidos con especial hospitalidad y tenemos que referirnos al día de su inauguración, en la que fuimos recibidos los peregrinos por todos sus habitantes, asociaciones y en especial sus Hermandades,a las que, en su acogida tuvimos el honor de recibir, provocando en nuestro sentir, una especial sensacion de emoción ante sus estandartes y enseñas sagradas a la entrada de este gran pueblo, a los que deseamos expresar nuestro mayor respeto y agradecimiento profundo. Desde este foro le enviamos estas palabras a su alcalde don Rafael de la Fé y a su Párroco Rvdo. P. don José Luis López Reyes para que le den traslado a vecinos, y hermandades de El Rubio.

El Rubio entre Estepa Écija, intenta recuperar la historia de nuestros pueblos y en concreto en este caso que nos ocupa el de El Rubio, que arrancaprácticamente tal como lo conocemos desde 1240, en que las tropas del Rey Fernando III de Castilla y León y la Orden Militar de Santiago, extendiéndose por los principales núcleos de población, estableciendo un control sobre la zona mediante pactos y dominio militar como son Estepa, Ecija, Carmona, Lora del Río, Villanueva del Camino (del Río), que siguiendo el derecho castellano, permitiría la estancia a los mudéjares en las poblaciones, siendo la villa donada a las diversas instituciones, quedando en propiedad real los castillos y fortalezas, manteniéndose la organización musulmana, al menos en un primer momento, siendo la Villa de El Rubio de Estepa, pasando a depender de la Orden de Calatrava en el S. XV en la órbita de los Duques de Osuna.

Siendo el peligro de la frontera latente, se forzó una militarización de la zona con el reino de Granada asentándose una franja de tierra de nadie denominada Banda Morisca, escenario de continuas algaradas de uno y otro bando que dificultó la repoblación y el desarrollo de actividades económicas, provocándose a su vez el establecimiento de una red de caminos de avituallamientos militares de logística que hacen de este Camino de la Frontera un elemento vertebrador de la zona. A niveles locales, cada pueblo, castillo o aldea, conocía perfectamente donde terminaba la jurisdicción de su propio territorio y donde comenzaba la del vecino más próximo al otro lado de la frontera. Pero, en la práctica, esta teórica delimitación apenas si era respetada; lo que ocasionaba muchas veces graves fricciones fronterizas entre unos y otros. La existencia ocasional de algún accidente geográfico importante (ríos, montes, valles, etc.) contribuía a aclarar la delimitación de los respectivos términos fronterizos, pero cuando éste no existía, todo se dejaba al arbitrio de los “moros viejos sabidores” del lugar o de los “cristianos viejos” en su caso. En este sentido, la frontera impulsó también la consolidación de un modelo singular de sociedad regional organizada para la guerra.

Esta organización bélica se perfeccionó en tiempos de Alfonso XI mediante el establecimiento de un complejo sistema de fortificaciones, distribuidas por toda Andalucía, que respondía a una ordenación previa de la defensa territorial. Fortificaciones que presentan desde el siglo XIII unas peculiaridades propias que la determinan y caracterizan frente a otros sectores del reino. Tales peculiaridades devienen motivadas por las necesidades específicas de la Frontera. No se trata, evidentemente, de la construcción de un nuevo sistema de fortificaciones defensiva según los criterios coyunturales de cada momento histórico; sino más bien de consolidar un vasto sistema estructural ya latente en la región desde la conquista y ocupación del Valle del Guadalquivir, que en el caso de El Rubio disponemos de los Restos de la Torre Gallape, cuya recuperación se presenta con urgencia habida cuenta de su lamentable estado.

La torre de Gallape, cercana a la localidad de El Rubio, formaba parte del entramado de fortificaciones de la “banda morisca”. Estas defensas no solo servían como atalayas para vigilar los límites de la tierra fronteriza, también se utilizaban como hito de amojonamiento. En el Repartimiento de Écija de 1263 se cita como límites sureños del término astigitano el “lugar” de Alhonoz y la torre de Gallape, junto con otras fortificaciones que hoy no se conservan. El baluarte de Gallape tiene escasa visibilidad hacia el sur pero domina el resto de los puntos cardinales. La atalaya de Gallape tenía dispositivos de tiro vertical con ladroneras sobre las puertas, estos matacanes defensivos se introdujeron en la “banda morisca” con los primeros Trastámara desde la segunda mitad del siglo XIV. Estas fortificaciones de la frontera moruna enlazaban en la comarca de Estepa con el priorato leonés de Santiago. En la Sierra Sur sevillana el “camino de la Frontera” se convertía en “camino de Santiago” al atravesar el corazón de dicho priorato jacobeo hacia León y Compostela.

Video en Ecija:

web del ayuntamiento de El Rubio: http://www.elrubio.es/es/municipio/historia-del-municipio/historia/

web Camino de la Frontera: https://villaenaevae.wordpress.com/

track: https://www.google.com/maps/d/u/0/viewer?hl=es&mid=1-9MUKm8TwLbFs1d84yg7zfdc8rsuAhHa&ll=37.695804720903396%2C-5.634078649999991&z=8

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .